Un video en color revela cómo lucía Berlín en julio de 1945

20150514 BERLIN-arquitectonicos-importantes-destruidos-guerra

Filmado tan solo dos meses después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, el corto muestra la vida diaria en la ciudad, como así también el estado de algunos íconos arquitectónicos.

El pasado 8 de mayo se cumplieron 70 años del final de la Segunda Guerra Mundial, un evento que fue recordado de distintas maneras en los países que estuvieron involucrados en el conflicto, desde los europeos hasta Estados Unidos, Rusia y Japón. Los datos del conflicto más mortífero en la historia de la humanidad son elocuentes: más de 60 millones de muertos, crímenes de guerra, desde el Holocausto hasta los cometidos por Japón contra los chinos, dos bombas nucleares arrojados sobre población civil. El fin del conflicto dejó además un tendal de ciudades destruidas, desde Hiroshima y Nagasaki, hasta Dresden y Londres. Entre las más afectadas estuvo Berlín, que sufrió 363 bombardeos en 1940 y 1945, que dejaron entre 20 y 50 mil civiles muertos, además de incontables pérdidas. Para darse una idea del grado de destrucción que sufrió la ciudad, recientemente surgió en color, que fue filmado en julio de 1945, apenas dos meses después de concluida la guerra.

En el corto se ve el transcurrir diario de la población en medio de las ruinas de la ciudad. Los militares americanos y las imágenes de Stalin también son parte del paisaje urbano, donde los rastros de la guerra están en todas partes. Edificios derrumbados, vías cortadas, filas de personas sacando escombros en balde de las pilas de restos. Se destacan tres íconos arquitectónicos de Berlín, que en ese momento encarnaban la desvastación que había sufrido la ciudad: el edificio del Reichstag, la sede del Parlamento alemán diseñada en 1894 por el arquitecto Paul Wallot, una obra que luego fue remodelada por Norman Foster; la Puerta de Brandeburgo, una estructura de 26 metros de alto ubicada en el centro de Berlín que fue diseñada entre 1788 y 1791, marcando el ingreso a la ciudad siguiendo el modelo de la puerta de acceso al Acrópolis de Atenas; y el Monumento Nacional del Kaiser Wilhem, un edificio hecho para conmemorar la memoria del primer emperador de la Alemania unificada, que luego fue demolido en 1950.

Fuente: Arq – Clarín

 

Deja un comentario