El diseño industrial presente en TEDx UBA

TEDX UBA. Carlos Pereyra, estuvo a cargo de la charla “De la idea al prototipo”

Bajo el lema Aperi Oculum (abrí el ojo en Latín) se realizó la tercera edición de las charlas en la que participó el diseñador industrial Carlos Pereyra. En su ponencia repaso trabajos de sus alumnos e invitó a otras facultades de la UBA a vincularse con la discplina.

Aperi Oculum – o abrí el ojo en latín – fue el lema elegido para la tercera edición de las charlas TEDx UBA que esta vez tuvo como casa el auditorio principal de la Facultad de Medicina. Varias de las facultades dijeron presente a través de docentes o profesionales que decidieron compartir con el público algún aspecto innovador o trascendental de sus disciplinas.

Carlos “Fredy” Pereyra, diseñador industrial y docente de ergonometría y tecnología de la FADU estuvo a cargo de la charla “De la idea al prototipo”, presentación de 12 minutos que tuvo el objetivo de contarle a los espectadores los desafíos que debe superar un estudiante a la hora de querer pasar por este proceso.  En el hall se exhibieron algunos de los trabajos de estudiantes como Omni, una plataforma de desplazamiento, Filomena una extrusora de filamentos para impresión 3D, Viro un monopatín eléctrico y NUM un CNC portable.

Entre algunos puntos Pereyra remarcó la importancia del trabajo grupal y el complemento entre las partes diciendo “Es importante formar bien un equipo y que se conozcan los potenciales de sus compañeros, entender como cada uno cubre la espalda al otro”.

El docente también compartió su visión de la disciplina al decir que el diseño requiere de una mentalidad organizadora. “Diseñar es organizar para producir y convertir aquello en un producto, o en al menos un prototipo. Un prototipo es una unidad que se puede usar, tocar y que sobre todo puede presentar defectos. Nos interesa que fallen. Porque fracasar en el mejor sentido de la palabra es reconocer experiencias”.

Con orgullo Pereyra mostró un video minuto que muestra como durante el mes de noviembre la catedra expone los trabajos en las afueras de la FADU. Aquí  los estudiantes muestran sus creaciones a sus familiares, estudiantes y en el mejor de los casos a algunos empresarios que detectan potenciales negocios en las prototipos expuestos. Aunque el docente aclaró que para él no solo es importante que estos proyectos tengan el potencial de convertirse en un negocio sino que en muchos casos han sabido ser de gran ayuda social.

Para agregar color, el diseñador contó uno de sus máximos orgullos: “Es importante crear un producto visible y deseable porque nos encanta escuchar al público decir ¿dónde lo consigo?, ¿cuánto cuesta?, ¡quiero uno! Es una acción visceral de deseo. Es convertir esa tecnología oculta en algo que tiene una cualidad física y de comunicación, un producto industrial.”

Otro punto en el que hizo hincapié fue en la experiencia práctica que atraviesan sus estudiantes: en prácticamente todos los casos los alumnos se acercan a la industria y reciben lo que Pereyra llamó  una transferencia de conocimientos entre generaciones en sus palabras  “el oficio del que sabe hacer en la industria y el estudiante que aprende y trata de incorporar esa habilidad en el hacer”.

Para finalizar Invitó formalmente a las demás facultades de la UBA que estén gestando investigaciones y desarrollos pertinentes a acercarse y recibir una asistencia y aporte desde la visión del diseño industrial.

Fuente: Arq – Clarín

Deja un comentario